Asia

Estas son algunas de nuestras propuestas:

  • JAPÓN

Japón nos trasladará hasta una cultura diferente, donde prima el culto a los antepasados y donde nos sorprenderá su contraste entre el Japón de la época feudal y el Japón del progreso. Castillos, jardines, murallas, grandes ciudades, geishas, toda una gran variedad en el País del Sol Naciente. Un destino que requiere pausa pero que a la vez nos envolverá en una modernidad extrema que nos recordará la vida de Occidente.

  • CHINA

Un país de tradición y misterio. El país de los dragones, del fuego, de los guerreros y de las grandes ciudades. China nos espera con su Gran Muralla, su ciudad prohibida de Pekín, sus leyendas y tradiciones y su variada cocina. El país más poblado del mundo abre sus brazos para recibir a los viajeros de cualquier parte del mundo y nos ofrece su hospitalidad y diversidad.

  • SRI LANKA

El lugar que ha recibido y recibe diversos nombres a lo largo del mundo: La lágrima del Ïnido, la antigua Ceilán, actualmente Sri Lanka, una pequeña isla de gran belleza que hace las delicias de cualquier viajero que aterriza allí con gran expectación. Tierra de gran variedad cultural heredada de las grandes potencias coloniales europeas con numerosos lugares Patrimonio de la Humanidad. Combinado con más de 15 parques naturales entre los que nos encontramos con la mayor reserva de leopardos del mundo en el Parque Nacional Yala. País de leyendas, pescadores, playas vírgenes, templos budistas y plantaciones de te. Un lugar por descubrir.

  • MYANMAR

Antigua Birmania: bañada por el Mar de Andaman, lindando con Bangladesh, India, China y Tailandia. Nos encontramos con un país budista donde se dice que la gente disfruta del placer de agradar al visitante, al que reciben con una eterna sonrisa. Myanmar se nos presenta con sus pagodas, los templos de Bagan, los inolvidables paisajes de Mandalay o las rutas de senderismo por el idílico entorno del lago Inle. Myanmar se presenta misteriosa, mostrándonos sus secretos y el espíritu de la añorada Indochina. Desde la suntuosa arquitectura de la pagoda de Shwedagon, los tres mil templos de Bagan, el rostro dorado y blanco de Mandalay hasta los bosques de orquídeas que rodean los jardines flotantes del lago Inle.

  • VIENTAM

Vietnam es un país con una cultura milenaria que limita con Camboya y Laos. Abriéndose cada vez más al turismo, evoluciona a grandes pasos recuperándose de las cicatrices dejadas por la triste guerra vivida en el S.XX.

Navegar por la Bahía de Halong a bordo de un junco típico, perderse en las bulliciosas ciudades como Hanoi o Saigón repletas de bicicletas y motos, mezclarse con sus gentes para participar de su vida cotidiana. Vietnam nos recibirá con los brazos abiertos para mostrarnos sus valles de arrozales, su arquitectura colonial, sus mercadillos indígenas y sus impactantes paisajes. Arquitectura colonial, valles cubiertos de arrozales, mercadillos indígenas llenos de color en la zona de Sapa… La extraordinaria fortaleza de sus habitantes y su capacidad de superación son algunos de los ingredientes de un país próspero, amable, joven, laborioso e imaginativo, que nos recibirá con los brazos abiertos.

  • CAMBOYA

Camboya nos recibe con una exuberante vegetación, gran variedad de tiempos y, sobre todo, con la impresionante Angkor, aportando un atractivo turístico de gran importancia para el país. Sus tierras son un remanso de paz donde nos sumergiremos en un entorno espiritual que nos induce a la meditación. Todo sin olvidar el encanto de su capital Phnom Pehn, bañada por el río Mekong. Un viaje que sin duda recordaremos con una sonrisa.

  • TAILANDIA

Thailandia significa “tierra libre”, el único país del sudeste asiático que no ha sido colonizado nunca. El antiguo reino de Siam nos espera con grandes atractivos: fantásticas playas, mercados flotantes de innumerables colores, pueblos de artesanías, jardines de orquídeas, tribus legendarias. Todo sin olvidar su capital, Bangkok, la ciudad más poblada del país donde no podemos dejar de visitar el Gran Palacio, el templo de la aurora, Wat Arun o el enorme buda reclinado de Wah Pho. Sin perder de vista sus playas como Phuket, al sur del país y el destino de playa más importante de Thailandia. Las islas Phi Phi, idílico archipiélago ubicado en el mar de  Andaman o las remotas Koh Samui y Koh Panhgan, escenario idóneo para unas vacaciones de película donde descansar en un paraíso de agua cristalina.

Todo el entorno del país se completa con olor a incienso, pagodas y palacios que nos recuerdan el esplendor propio de otras épocas.  Sin olvidar el Triángulo de oro que sigue siendo a día de hoy un gran reclamo para los viajeros que quieren encontrar un auténtico rincón por descubrir.

  • MALASIA

Malasia es el país de la mezcla de culturas, lenguas y religión. Su capital, Kuala Lumpur, nos sorprenderá con sus Torres Petronas, los edificios más altos del mundo entre 1998 y 2003. En el resto del país nos esperan mercados de artesanías, inmensas playas y gran variedad de selvas tropicales. Pero al viajar a Malasia no hay que olvidar una parada en Singapur, el centro financiero más importante del mundo donde podremos pasear por Chinatwon o recorrer Marina Bay Sands

  • INDONESIA

Situado entre dos océanos, Indonesia no es sólo playa sino que tiene una cultura propia diferente a otros países cercanos además de inmensas plantaciones de cultivos y arrozales que contrastan con las paradisíacas playas de arena blanca. Un amanecer  en lo alto del templo Borobudur en las isla de Java, nos hará experimentar una sensación inolvidable. Las playas de Bali o Ubud, en su interior, son parada obligatoria. Todo ello acompañado de una hotelería inmejorable.