Nueva York y sus contrastes: de viaje por un Nueva York diferente

¿Sabías que viajar a Nueva York no es sólo viajar a Manhattan?

En este post no voy a hablar del Empire State, la Estatua de la Libertad o el Top of the Rock  Lo que te ofrezco es profundizar en el Nueva York diferente, ese Nueva York que atrae a los turistas que ya han visitado la ciudad en alguna ocasión y quieren una nueva experiencia. Pero también ese Nueva York que, aunque sea la primera visita a la ciudad, no debes dejar de perderte.

LOS BARRIOS DE NUEVA YORK

Empezaré por hablarte del Bronx, el distrito más verde, al que se puede llegar en metro sin mucha dificultad. Es un lugar de grandes mansiones, donde vivieron famosos escritores. Allí se encuentra el estadio de los Yankees, donde puedes ver partidos de béisbol y fútbol (no dudes en contactarnos para solicitar tus entradas). Puedes visitar el Jardín Botánico, especialmente mágico durante las estaciones de otoño y primavera, sin olvidar por supuesto la iluminación que adquiere durante la época navideña. En City Island te podrás refugiar durante el verano, lugar ideal para pasear al aire libre. Y si eres amante de los animales, puedes visitar el zoo, bastante más grande que el de Manhattan, con decoración al estilo victoriano, que hace las delicias de pequeños y mayores.

Una de las curiosidades más desconocidas del Bronx es Arthur Avenue, el barrio italiano más grande de la ciudad de Nueva York, de dimensiones muy superiores a Little Italy. Allí vas a disfrutar paseando, comiendo pasta fresca, visitando sus típicas panaderías italianas o sumergiéndote en el mercado tradicional.

Nos trasladamos ahora hasta Brooklyn donde también puedes llegar en metro y asistir a la reconversión de parques, zonas verdes y embarcaderos. Se han abierto de este modo un  sinfín de posibilidades para el turista curioso que desea nuevas experiencias. No te pierdas las espectaculares vistas de Manhattan que se observan desde el Parque de Brooklyn.

A los pequeños y no tan pequeños, les encantará subir en el Carrousel de Jane, precioso tiovivo antiguo protegido por una cobertura de cristal para poder ser utilizado en cualquier época del año. Y por supuesto allí se encuentra Coney Island, con su gran montaña rusa y la noria Wonder Wheel.

En el Jardín Botánico de Brooklyn o en el Prospect Park (el pequeño Central Park de Nueva York), te puedes refugiar durante los calurosos veranos de la ciudad.

Pero no puedo hablar de Brooklyn sin hacer mención especial al barrio de Williamsburg, zona de moda y lugar hípster por antonomasia, repleto de cafeterías, tiendas especializadas, boutiques, restaurantes y arte callejero.

El barrio de Queens, el más grande y auténtico de todos, nos ofrece un verdadero crisol de culturas. Puedes perderte por sus calles sin sentirte un turista mientras te cruzas con gente de todo tipo y a continuación te tomas un descanso para degustar comida internacional en cualquiera de sus puestos o cafeterías.

El icono más característico de Queens es el Unisphere, globo terráqueo de más de 42 metros de alto ubicado en Flushing Meadows Park, en la zona norte. Además en sus cercanías se ubica el barrio chino más grande y variado de Nueva York.

Y por último Staten Island, lugar de moda en los últimos años, escenario de numerosas películas de la gran pantalla. Puedes acceder de manera gratuita en ferry. Ya sólo desplazarse hasta allí merece la pena por las vistas espectaculares que se obtienen de Manhattan durante el trayecto.

UNA MENCIÓN A MANHATTAN

No puedo finalizar este post sin hacer una pequeña mención a Manhattan, con sus innumerables museos (Metropolitan Museum of Art, MOMA, Museo de Ciencias Naturales, Whitney Museum of American Art..), sus musicales en Broadway o su reconocida internacionalmente Orquesta Filarmónica.

Pero como lo que quiero es contarte ideas diferentes, te propongo visitar y pasear por el High Line, un puente elevado que cruza todo el distrito de Meatpacking, convirtiéndose en un parque urbano especial, con tumbonas, miradores, vegetación salvaje y mucho, mucho encanto.

Si viajas con pequeños, puedes vivir una experiencia divertida en el Gulliver´s Gate, una reproducción del mundo en miniatura, ubicada a tan solo unos pasos de Times Square.

Nueva York es un destino para visitar en cualquier época del año. Pero si quieres saber cuáles son los momentos más especiales o pintorescos, puedes elegir entre la festividad del 4 de julio, que pone de gala a la ciudad al completo, la época de Halloween, con desfiles a ritmo de Thriller de Mickael Jackson o por supuesto Navidad, con su famoso encendido del árbol en Rockefeller Center

¿Te animas a viajar a este Nueva York diferente?

¡No olvides dejarnos tus comentarios a tu regreso!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *